27 diciembre, 2007

Navidad, ..... 7ª parte y final. Valiente

Valiente

En 1993 tenía 18 años (saquen la cuenta...)

Recuerdo haber visto en las noticias que "había aparecido el mesías" en un barrio judio ortodoxo de Nueva York. Era un rabino de 91 años y se llamaba Menachem Mendel Schneerson. Un año antes le había dado un infarto, a raíz de ese incidente no podía hablar; solo movía su mano para saludar, ladeaba la cabeza y movía las cejas. Estaba rodeado de ciento de judíos de patillas largas y rizadas (judíos asídicos lubavitcher) que gritaban: Viva nuestro dueño!! nuestro señor y rabino!! Rey, Mesías para siempre!!. (esa onda)

Me acuerdo que cuando ví esta noticia me largué a reír. (Wa jajaja) "Pobrecitos" me dije. ¿A quién van a engañar? Un mesías abuelito??!! y mudo!!! jajajaja. Hoy me doy cuenta que reaccioné del mismo modo como la gente de la Palestina del siglo I: ¿Un Mesías de Galilea? ¿El hijo de un carpintero?

Los vecinos preguntaban: "No es éste el carpintero, hijo de María, hermano de Jacobo, de José, de Judas y de Simón??!!" "De dónde tiene éste esta sabiduría y estos milagros??!!" Los judíos se burlaban: De Nazaret puede salir algo bueno??!!.

Su propia familia trató de encerrarlo, ya que pensaban que estaba loco. Los expertos en religión trataron de matarlo. Y el pueblo común y corriente, una veces decía: "demonio tiene y está fuera de sí"; y otras veces lo querían coronar rey a la fuerza.

Creo que fue muy valiente de parte de Dios dejar de lado el poder y la gloria para venir a ocupar un lugar entre los seres humanos que lo acogerían tal como yo "acogí" la noticia del rabino mudo: con burlas y desprecio.
Hay que ser re-valiente para bajar a un planeta conocido por su violencia, y a una raza conocida por rechazar a sus propios profetas. Muy valiente.

La primera navidad requirió de mucho valor. ¿Cómo sa habrá sentido Dios el Padre esa noche, impotente como cualquier padre terrestre, al ver que su Hijo salia manchado de sangre para enfrentarse con un mundo frío y duro? Me acuerdo de un villancico que decía "El niñito Jesús no llora". Creo que no fue así. Me imagino que Jesús lloró, como todos los niños cuando nacen en el mundo; precisamente este mundo, que cuando fue más adulto le dio tantos motivos para llorar.

G.K. Chesterton dice: "El cristianismo es el único credo que ha agregado el valor a las virtudes del creador" y no es chiste. La necesidad de este valor comenzó con la primera noche de Jesús en la tierra y no terminó hasta su última noche.

Hay otro relato de navidad en la Biblia??.... si, hay otro. ?????

En el evangelio de Gonzalo?? ..................no .

Apocalipsis 12 nos muestra lo que ocurrió en la otra dimensión... la navidad desde el punto de vista de los ángeles.

El relato es muy distinto al de los evangelios. Apocalipsis no menciona a los pastores ni a Herodes. Nos habla de un dragón que dirige una feroz lucha en el cielo. Una mujer vestida de sol y que lleva una corona de doce estrellas, clama de dolor a punto de parir. En eso entra en escena el enorme dragón escarlata, con una cola que arrastraba a la tercera parte de las estrellas del cielo y las arrojaba sobre la tierra. Se detiene hambriento frente a la mujer, ansioso por devorar a su hijo cuando nazca. En el último momento el hijo es arrebatado y puesto a salvo; la mujer huye al desierto, y comienza una gran batalla cósmica.

Apocalipsis es un libro extraño, digan lo que digan, y los que lo leemos debemos entender su estilo si queremos encontrarle sentido a este extraordinario espectáculo. En nuestra vida diaria pueden darse dos suceso paralelos al mismo tiempo: uno en la tierra y uno en cielo. Bueno, Apocalipsis los ve juntos, lo que nos da una visión "tras bambalinas": En la tierra nace un niño, un rey se entera, comienza la persecución. En el cielo había la Gran Invasión, una valiente incursión de parte del líder de las fuerzas del bien en la mismísima sede del mal que es el universo.

Tanto valor para qué?? para que lo terminaran despreciando y matando? ...

Aunque uds. y yo sabemos que hay todo un tremendo propósito y plan detrás de esta valiente acción, a veces pienso que fue una locura... pero, creo que esta idea es la clave para entender la navidad, la encarnación = la piedra angular de mi fe.

Como cristiano, estoy convencido que vivimos en mundos paralelos. Un mundo consiste en cerros, lagos , mar, campos, políticos y pastores que cuidan el rebaño por la noche. El otro mundo: ángeles y fuerzas siniestras; en algun lugar no físico el cielo y el infierno. UNA NOCHE, EN MEDIO DEL FRÍO Y DE LA OSCURIDAD, ENTRE LOS CERROS DE BELÉN, ESOS DOS MUNDOS SE JUNTARON EN UN PUNTO DE INTERSECCIÓN. Dios, quien no tiene ni antes ni después, entró en el tiempo y en el espacio. Dios, quien no conoce límites, asumió los confines de la piel de un bebé, ... de un mortal!!

ÉL ES LA IMAGEN DEL DIOS INVISIBLE, EL PRIMOGÉNITO DE TODA CREACIÓN, escribía años más tarde un apóstol. "Él es antes de todas las cosas, y todas las cosas en él subsisten". Pero los pocos testigos oculares de esa noche no vieron nada de eso. Vieron a un bebito que se esforzaba por aprender a usar un par de flamantes pulmones.

Saben amigos? Esta es la historia más maravillosa de toda la humanidad, tanto así que hay un antes y un después de ella. Es más, ni el universo queda fuera de los que comenzó a partir de esa noche... incluidos uds. y yo.

Paz!!

Gonzalo.

No hay comentarios.: